Rescatar a PEMEX costaría 15 mil millones anuales

  • El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador prometió el rescato de PEMEX, se calcularon 14 mil 188 mdd por tres años para lograr esto por parte del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado

El rescate de Petróleos Mexicanos (Pemex) tiene un costo real de 15 mil millones de dólares anuales; cifra 134% superior al monto máximo anual que entregará el gobierno de Andrés Manuel López Obrador para tratar de equilibrar las finanzas de la empresa.

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) evidenció que el Plan de Negocios de Pemex de la administración federal, sin duda, “tranquiliza” y ofrece un “respiro de corto plazo” a las finanzas de la petrolera.PUBLICIDAD

Sin embargo, apuntó, dicha estrategia –presentada la semana pasada– apenas compromete la entrega de 14 mil 118 millones de dólares en aportaciones a capital y reducción de impuestos en los próximos tres años.

Lo anterior, evidenció, cuando la empresa requiere alrededor de 15 mil millones de dólares anuales, “por varios años”. Ello para elevar la producción de crudo y las reservas petroleras; y, de esta forma, rescatar la rentabilidad y sostenibilidad financiera de la empresa.

A través su reporte Análisis Ejecutivo, el CEESP explicó que el Plan de Negocios promete una reasignación de recursos públicos a Pemex por cinco mil 800 millones de dólares –111 mil millones de pesos– en 2020.

Y aunque la cifra alcanza seis mil 400 millones de dólares –121 mil millones de pesos– en 2021 y se reduce a mil 900 millones de dólares –37 mil millones de pesos– en 2023, la cifra máxima anual comprometida por el gobierno es 134.37% inferior al requerimiento real, apuntó.

En este contexto, el organismo de análisis del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) advirtió que, aun cuando los apoyos anunciados por el gobierno obradorista son insuficientes, cumplir con su entrega plantea riesgos financieros para la economía y el país en su conjunto.

Alertó que la transferencia de recursos implica presiones extraordinarias para las finanzas públicas; sobre todo para cumplir con el superávit primario de 1.3% del PIB para el siguiente año, planteado en los Pre-Criterios de Política Económica entregados a Congreso de la Unión.

“El gobierno ha expresado que el costo de los recursos dirigidos a Pemex (vía inyecciones de capital y alivio de la carga fiscal) serán compensados por ahorros derivados de la ley de austeridad.

“Pero, la verdad, es que se ve muy difícil que la compensación por esas vías sea muy significativa; sobre todo, si se considera que hay otras caídas de ingresos, que hay que compensar”, producto del bajo crecimiento de la economía, que este año podría alcanzar una máximo de 1%.

Ello, apuntó, sin contar que la estimación de gasto neto total de 2020 ya incluye una reducción de 0.5%; lo cual implica nuevos recortes y ajustes presupuestarios; que anticipan una mayor “astringencia”  o nuevas presiones para las finanzas públicas.

Deja una respuesta