Si es de dos años… es de dos años: Bonilla

  • En agosto viene el presidente de la República a Baja California, anuncia

El gobernador electo de la entidad Jaime Bonilla Valdez señaló tajante que será la Suprema Corte de Justicia de la Nación la que determine el periodo en que habrá de gobernar a partir de noviembre de 2019, y advirtió que si al final de cuentas resulta que es de dos años “pues es de dos años; yo he insistido en que si eso se determina, gobernaré dos años, y si es a favor, lo seré de cinco años; eso no me preocupa”.

En breve charla con Agencia Fronteriza de Noticias Bonilla rechazó también que el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador le hubiese dirigido una crítica por lo que el Congreso estatal hizo en reciente sesión extraordinaria, ya que aseguró que lo que el mandatario respondió a la prensa, fue en el sentido de que “él no estaría a favor de una ilegalidad, porque esa fue la pregunta”.

Luego añadió: “yo tampoco estaría a favor de que se violente la Ley como nadie lo estaría”, y rechazó haber sido el artífice de este acuerdo en el que 21 de 22 diputados, en su mayoría panistas, y de otros partidos, decidieron a favor de que se ampliara este término. “Lo único con lo que yo estuve de acuerdo fue con que el diputado Víctor Morán presentara esa iniciativa que ya había decidido hacer; de lo que resolvieron los diputados, de acuerdo a sus consideraciones, ya es responsabilidad de ellos”.

Advirtió que quienes votaron, como ya se vio, fueron diputados panistas; del PRI, y de otras fuerzas políticas, y que ahí tenían que ser el gobernador y los dirigentes de los diferentes partidos los que instruyeran a sus legisladores, sin embargo, insistió que lo que aquí se vio es que ninguno de ellos ya tienen control sobre quienes los representan.

“Ellos ya sabían desde una semana antes que los legisladores pretendían votar esa iniciativa, y no hicieron nada”. ¿Por qué? Se pregunta el mismo mandatario electo, quien criticó a quienes ahora lo están acusando,  y exigiendo que salga a rechazar esa gubernatura de cinco años “cuando no está en mí rechazar algo que determina el Congreso en su propia soberanía”.

Bromeó al preguntar: ¿entonces yo soy tan poderoso como para poder influir en todos los diputados panistas, los priístas, en los de otros partidos, y en los ayuntamientos? Reiteró que nada tuvo ni tiene que ver al respecto y que solamente habrá de esperar a conocer la determinación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que respetará en el sentido que sea. Si esa decisión es que sea de dos años, entonces “seré el mejor gobernador de dos años que haya tenido la entidad, y después continuaré con mi labor como senador de la República, y luego me iré de vacaciones. Si es de cinco, atraso esos planes”.

Bonilla afirmó que como no es político no le preocupan ni le afectan las críticas que le están haciendo sus adversarios, asegurando que lo hacen “porque saben que su recurso de inconstitucionalidad no va a proceder; siento yo que así será. Si estuvieran tan seguros de que tienen la razón, agregó, entonces ni dirían nada sino que solamente advertirían que nos vemos en la Suprema”.

Por otra parte Jaime Bonilla Valdez anunció que el presidente Andrés Manuel López Obrador regresará a Tijuana, y otras partes de Baja California para agosto próximo, seguramente a mediados de mes, para cumplir con la gira que había ofrecido antes de la reunión celebrada en esta frontera, con motivo de los anuncios hechos por el presidente estadounidense de gravar con impuestos adicionales a productos mexicanos.

Aseguró que López Obrador sabe perfectamente que lo que ocurrió en Baja California fue decisión del Congreso estatal, no de Morena, sino de la mayoría de diputados de otros partidos, y por lo tanto no fue real la pretendida crítica que medios nacionales sugirieron que le hizo a su persona. “Tan lo sabe que ni siquiera fue tema entre nosotros” refirió al señalar que esta mañana tuvieron comunicación telefónica.

Insistió en que López Obrador comentó que “se le caería la cara de vergüenza” si él ordenara algo así, pero repitió que lo hizo en respuesta a la pregunta en el sentido de que si avalaba algo ilegal “no porque estuviera aceptando que lo era”.

Deja una respuesta