Unión Nacional de Padres de Familia piden no legalizar la marihuana

La Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) junto con la Confederación Auténtica de Trabajadores y Táctica Social, ente otras organizaciones civiles, iniciaron una campaña de recolección de firmas para solicitar al gobierno entrante, en especial a la próxima secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, que evite la legalización de la marihuana.

Los argumentos que brindan estas organizaciones para estar en contra de dicha medida se concentran en el aumento que habría en el consumo de esa sustancia entre los menores de edad, y en la ineficacia de esta medida para reducir la violencia que afecta al país.

El director de Comunicación de la Unión Nacional de Padres de familia, Marco Tulio Mendoza, dijo que las organizaciones civiles reunidas en la petición están abiertas al diálogo, aunque firmes en su determinación de no considerar como algo positivo para la sociedad la legalización del uso recreativo de la marihuana.

Estamos en una lógica de diálogo, de interlocución, queremos hablar con el candidato ganador de la elección presidencial, con las autoridades, queremos un diálogo franco abierto de organizaciones de la sociedad civil y de los ciudadanos que escuche nuestra posición. Estamos convencidos de que esto es para el bien de los mexicanos

El representante de la comisión mexicana de derechos humanos, Salvador Abascal, señaló que el uso recreativo de la marihuana más bien es una idea perjudicial para la sociedad, ya que los amparos a su favor no determinan que esta droga no sea nociva.

«La Suprema Corte de Justicia de la Nación está encaminada y la mayor parte de los ministros están a favor de conceder los amparos a favor del uso recreativo de la marihuana, que en realidad no es algo recreativo, sino en contra de la salud», externó la UNPF.

El representante de la Comisión Mexicana de Derecho Humanos dijo que la legalización de la marihuana además de ser nociva para la salud es un peligro que pende sobre los menores y sus descendientes cuando lleguen.

«La amenaza de las drogas pende como la espada de Damocles sobre nuestros hijos y sobre nuestros nietos», subrayó.

Deja una respuesta