Buscan solución a escasez de agua en Valle de Guadalupe

No cabe ninguna duda de la calidad de los vinos hechos en Baja California, los cientos de personas que a diario visitan el Valle de Guadalupe dan fe de ello, pero lo que muy pocos conocen, es que el agua que se usa para bañar los viñedos, son aguas negras, actualmente tratadas por la Comisión Estatal de Servicios Públicos (CESPT) antes de usarlas para la producción vinícola de la región.

Ante la sobreexplotación que viven en estos momentos el manto acuífero que suministra el agua para toda la región rural del valle, se convirtió en una necesidad para todos los productores vinícolas buscar nuevas vías de abastecimiento, esto sin tener que afectar los viñedos y los controles de calidad necesarios para mantener el estándar de calidad de la producción.

POLICIACA

El fuerte calor aumentó el consumo de agua

Por lo cual ODIS Asversa, una compañía de inversionistas mexico-israelitas, está en busca de aprobar un plan para tomar las aguas residuales de Tijuana (adquiridas a través de la CESPT), lo cual le valdría a la empresa una inversión de poco más 80 millones de dólares y la construcción de un acueducto cercano a los 105 km.

La finalidad de esta inversión es acabar de una vez por todas con los problemas de escasez de agua que se viven en esa región, para lo cual a través de avanzados métodos tecnológicos que fueron patentados en Israel se contaría inclusive con una calidad mayor que con la que se cuenta actualmente.

La inversión correrá en un 40% por ODIS Asversa, el resto se financiara con préstamos de Hipoalim, banco israelita y de Bancomer de nuestro país, y se espera que tras su aprobación, tome alrededor de 60 días conseguir los préstamos y empezar con las labores de edificación del acueducto en cuestión, para lo cual será necesario cerca de 18 meses para su construcción, pudiendo ser completada a principios de 2020.

Deja una respuesta